Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Todos en algún momento dado queremos hacerle un cambio a nuestra oficina, darle un nuevo aire, pero no queremos gastar mucho dinero en ello. Sin embargo y sin duda alguna, algunos cambios harían la diferencia y uno de estos sería cambiar las persianas de tu oficina.
Cambiar esas persianas que ya no te gustan por unas mejores es una de las mejores opciones para disfrutar de un ambiente distinto, sin embargo, si lo hacemos contactando a un profesional podríamos terminar gastando mucho dinero.
Pero te traemos buenas noticias, ya no tienes que gastar dinero para instalar tus persianas, pues es muy fácil. Te explicaré a continuación una manera sencilla y económica de instalar tus persianas, solo tienes que seguir los pasos que a continuación te daré.
Es importante leer las instrucciones que nos trae el fabricante para reconocer cada pieza de la persiana.
Es recomendable también sacar todas las piezas y revisar junto con el manual que todas las piezas se encuentren junto con la persiana al adquirirla. Si no están completas, regresa al sitio donde la has adquirido y pide que te cambien tus persianas por unas nuevas.
Antes de ponernos manos a la obra agarraremos una cinta métrica y mediremos el marco de la venta de manera vertical y horizontal, estas medidas son importantes para el momento en que se compren las persianas.
Para que nuestra persiana quede perfectamente alineada debemos utilizar un lápiz, para tener una guía del sitio en donde van a ir nuestras bases. Utilizando la persiana como guía, la colocaremos en la ventana y marcaremos a cada extremo de ella el lugar donde deberían ponerse las bases. Teniendo ya marcado el lugar tomaremos una base y marcaremos con el lápiz donde se colocara cada tornillo. Haremos lo mismo con el otro extremo.
Luego de tener marcado los lugares, se utilizara un taladro para que se abran los huecos donde estarán los tornillos. Después de tener los orificios procederemos a colocar las bases utilizando un destornillador para fijar las bases (es muy importante que las bases estén muy fijas, sino nuestra persiana se puede caer en cualquier momento).
A continuación procederemos a colocar el riel en las bases, para esto quizás necesites aplicar un poco de presión, no tengas miedo no la vas a romper.
Es importante destacar que estas explicaciones, de manera específica y detallada varían, en función del tipo de persianas que compres.
Hay un tipo de persianas que necesitan ser armadas, pero tranquilo, en esos casos solo debes hacer un especial hincapié en el paso número 1, si entiendes perfectamente las instrucciones podrás seguir el paso a paso sin ningún tipo de problemas.
Ahora si no tenemos excusas para no hacer esos cambios de ambiente o decoración de nuestra oficina que teníamos anhelados desde hace tiempo. Ya no hay excusas de dinero, o de no saber cómo hacerlo, hay cero excusas para tener finalmente la oficina deseada, solo se necesita un poco tiempo. Y, contrario a lo que piensas, no necesitas tanto de este último, solo necesitas las ganas de tener la oficina de tus sueños.
Como ves, no hace falta siquiera preocuparte por tener que dejar entrar a tu oficina a un extraño que pueda llevar a cabo este trabajo, ya es hora de que esa oficina tenga su nuevo aire, que al solo entrar se sienta el ambiente profesional, ya es hora de que tengas la oficina que te mereces y de que te encargues tú mismo de esto, solo queda desear suerte en tu nuevo proyecto y éxito.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies